Ventanas: Importancia de la etiqueta energética.

A menudo, cuando un cliente viene a comprar sus ventanas, o simplemente a solicitar información, nos encontramos con que solo se le da importancia al “doble cristal”, y al que sean “oscilobatientes”. Como profesionales, entendemos que nadie va a ser especialista en un campo que no es el suyo, pero en muchas ocasiones, se le da más vueltas a comprar un frigorífico, que a la adquisición de un producto, que va a aportar aislamiento a toda la vivienda, reducir notablemente el consumo energético, y aumentar el confort.

 

Al igual que los electrodomésticos, las ventanas también se clasifican energéticamente. En el mercado, hay muchí­sima oferta, ¿pero cómo acertar? Todas son ventanas de PVC, con vidrio de cámara, oscilobatientes,… ¿Cómo sabemos realmente lo que estamos comprando, y si se ajusta a nuestras necesidades? Fijándonos en la etiqueta.

Sabemos que para quien no está familiarizado con los valores que se indican, es difícil de entender, y por ello vamos a hacer una breve y sencilla explicación.

 

La etiqueta nos da información clave con conceptos como:

  • Las letras: Hacen referencia a la clasificación energética en invierno, siendo la A, la más eficiente.
  • Las estrellas *: Hacen referencia a la clasificación en verano.
  • Transmitancia térmica: Indica las pérdidas (invierno), o ganancias (verano), de energía calorí­fica. Cuanto menor es el valor de la transmitancia térmica “U”,  más eficiente es la ventana.
  • Permeabilidad al aire: Indica la propiedad para evitar las filtraciones de aire, entre los recintos que separa.
  • Factor solar del acristalamiento: Es la característica del vidrio de la ventana, que permite una mayor o menor transmisión de la radiación solar incidente hacia el interior de la vivienda. A medida que el factor “g” aumenta, más cantidad de radiación solar entra en la vivienda.

En Haus, disponemos de etiquetado energético, en todos los tipos de carpinterí­a Hermet 10®, elaborados con perfiles Kommerling® que ofertamos. Asesoramos al cliente que serie y material elegir, en función del uso de la vivienda, la orientación, el presupuesto… sin renunciar nunca, a la calidad y las garantí­as.

 

 

¡Dale a la ventana, la importancia que se merece!